Popularidad y confianza de Bolsonaro siguen cayendo
26/09/2019 08:53 em Noticias

La popularidad del presidente Jair Bolsonaro, así como la confianza en el mandatario y la aprobación de su manera de gobernar siguieron cayendo en setiembre y ya se ubican por debajo de las tasas de reprobación del Gobierno, según una encuesta divulgada ayer.

De acuerdo con el sondeo realizado por el instituto Ibope y encomendado por la Confederación Nacional de la Industria (CNI), la evaluación positiva del Gobierno de Bolsonaro cayó desde el 35% en abril hasta el 32% en junio y el 31% en setiembre, en su noveno mes de mandato.

 

En contrapartida, la evaluación negativa del Gobierno del líder saltó desde el 27% en abril hasta el 32% en junio y hasta el 34% en setiembre, es decir que el índice de reprobación supera el de aprobación por primera vez desde que el capitán de la reserva del Ejército asumió su mandato, el 1 de enero. El porcentaje de brasileños que califican como regular al Gobierno prácticamente se mantuvo estable, tras pasar de 31% en abril hasta 32% en junio y en setiembre.

 

Por su parte, la tasa de brasileños que dice confiar en Bolsonaro cayó desde el 51% en abril hasta el 46% en junio y hasta el 42% en setiembre, mientras que la de los que no confían en el mandatario subió desde el 45% en abril hasta el 51% en junio y hasta el 55% en setiembre, 12 puntos porcentuales por encima del índice de confianza.

 

De la misma forma, mientras que el 51% de los brasileños decía aprobar la manera de gobernar de Bolsonaro en abril, esa tasa cayó al 46% en junio y al 44% en setiembre, en tanto que el porcentaje de quienes reprueban su forma de gobernar subió desde el 40% en abril hasta el 48% en junio y hasta el 50% en setiembre. La encuesta mostró que poco más de la mitad de la población no confía en Bolsonaro y rechaza la forma en que gobierna.

 

Los números de la encuesta coinciden con los del sondeo divulgado hace tres semanas por la firma Datafolha, según el cual la evaluación negativa del Gobierno de Bolsonaro saltó desde el 33% en julio hasta el 38% en agosto mientras que la aprobación del gobernante cayó del 33% al 29% en el mismo periodo.

 

El creciente descontento coincide con una serie de polémicas protagonizadas por el capitán en la reserva del Ejército, quien asumió su mandato en enero tras vencer las elecciones de octubre del año pasado con el 55,13% de los votos.

 

Desde que llegó al poder, el jefe de Estado se mostró a favor de reducir la fiscalización medioambiental, de impulsar la explotación en la Amazonia y de legalizar la minería en las reservas indígenas, propuestas fuertemente criticadas por los ecologistas.

COMENTÁRIOS